Embajador de México: China y México se encuentran en buen momento en la relación bilateral

Actualizado 2017-02-24 11:33:48 | Spanish. xinhuanet. com

Xinhuanet: Usted es embajador en este país desde 2013. En estos cuatro años, ¿en qué ámbitos cree que su país ha ganado en reconocimiento y espacios en China?

Julián Ventura: Han sido definitivamente cuatro años de un gran dinamismo en la relación bilateral, impulsado fundamentalmente por el impulso que han brindado los presidentes de México y de China desde el inicio de sus respectivas gestiones. En 2013 el presidente mexicano realizó la primera de tres visitas a la fecha a China, y en junio de ese mismo año el presidente Xi visitó México en una visita de Estado muy exitosa, en la que se identificaron acciones específicas que a lo largo de estos ya casi cuatro años están rindiendo frutos específicos en los campos del comercio, la inversión, el turismo, la cultura, la cooperación científica y técnica y la educación. Son cuatro años en los que hemos visto que, mediante un enfoque integral y de largo plazo, sistemático, un trabajo sistemático que trasciende no solo a los gobiernos, sino que incorpora cada vez más a empresarios, innovadores, investigadores, académicos, maestros, estudiantes, va construyendo y alcanzando el potencial que tiene esta relación en el largo plazo.

Xinhuanet:En su opinión, ¿cuál es el estado actual de las relaciones bilaterales entre México y China y cómo vislumbra el desarrollo hacia el futuro?

Julián Ventura:Sin duda nos encontramos en un buen momento en la relación bilateral. En el ámbito económico, por ejemplo, China es ya nuestro segundo socio comercial; es el tercer destino de las exportaciones mexicanas, después de Estados Unidos y de Canadá. Nuestras exportaciones agroalimentarias, por ejemplo, están creciendo a un ritmo anual de casi el 20 por ciento.México fue el país que suscribió más protocolos de acceso con China para productos agroalimentarios en 2015, con nuevos productos como los lácteos, las frambuesas, las zarzamoras, la carne de res, la carne de cerdo. En fin, un abanico de productos que no estaban antes en el mercado chino y que están abriendo oportunidades importantes para productores y exportadores mexicanos en el principal mercado de consumo a nivel mundial. También somos un exportador importante de manufacturas de alta calidad. México ya es el principal proveedor de autopartes y automóviles de América Latina a China. El año pasado (se refiere a 2015) exportamos en estos rubros casi 1.500 millones de dólares. Esto da cuenta de cómo estamos logrando una mayor presencia en este gran mercado. La agenda de inversión ha tenido avances muy importantes también.

Los dos gobiernos establecieron en 2013 un grupo de alto nivel sobre inversión, entre la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China y la Secretaría de Hacienda, para definir una agenda de prioridades.Establecimos un fondo binacional de inversión con capital de ambos países. Este fondo, de más de 1.200 millones de dólares, es administrado bajo los más altos estándares de gobernanza y transparencia por la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial. Ya hizo sus primeras inversiones en los sectores energético de hidrocarburos y de telecomunicaciones. México ha instrumentado reformas muy importantes también en materia energética y hace poco tiempo la empresa CNOOC (China National Offshore Oil Corporation) de China, una gran empresa petrolera de este país de alcance global, ganó la licitación de dos zonas en aguas profundas en el golfo de México, donde va a poder incursionar de manera muy importante en el mercado energético mexicano que, por primera vez, a partir de la reforma que se ha impulsado en esta administración, se abre a la inversión extranjera.

Estamos viendo inversiones chinas en el sector de energías verdes y energías renovables, con inversiones importantes. Un gran proyecto hidroeléctrico en México está siendo construido por un consorcio encabezado por la empresa Sinohydro. Grandes empresas chinas como Hisense, Haier, Lenovo, Huawei, están ampliando sus inversiones en México. Acabamos de tener un anuncio de inversión por parte de una automotriz china, JAC, que en asociación con una empresa mexicana va a comercializar y producir vehículos en México. Las autoparteras chinas, que son proveedoras de las grandes empresas automotrices del mundo que están establecidas en México están también aumentando sus inversiones en México.

Es un elemento novedoso, que no estaba presente en el pasado y que da cuenta del esfuerzo que estamos haciendo para aumentar los flujos de inversión productiva. En ambas direcciones, debo decir, porque grandes empresas mexicanas en el sector agroalimentario, por ejemplo como Bimbo o Gruma, y grandes empresas de autopartes mexicanas están invirtiendo y generando empleos también en China. Somos de las pocas economías emergentes, si no es que la única, que realiza inversiones productivas en China, y estamos ampliando nuestra presencia también en este país.

La cultura siempre ha sido un elemento muy importante de la relación. Entre 2013 y 2014, por ejemplo, los principales museos de Beijing, Guangzhou y Shanghai albergaron grandes exposiciones mexicanas. “Los mayas, el lenguaje de la belleza”, que inauguraron el presidente Xi Jinping y el presidente de México en el Museo Nacional de China fue visitada por más de 150.000 personas en poco más de tres meses.

Una gran exposición de Diego Rivera e n el MuseoNacional de Arte de China, una gran exposición de arte en plata antigua y de diseño moderno se presentó en las tres ciudades que mencioné. El año pasado colaboramos con China para el Año de Intercambio Cultural de China en América Latina. Una gran colección del Museo Nacional de Arte de China se está presentando ahora en el antiguo Colegio de San Ildefonso, uno de los museos más bellos de la Ciudad de México. Y así hemos desarrollado una agenda, una presencia más visible de nuestras manifestaciones culturales en este país y de China en México. Ese es un gran vehículo de acercamiento que tenemos que estar utilizando cada vez más para fortalecer la relación.

En el ámbito educativo, el programa de becas ha sido fortalecido. Más de 80 estudiantes chinos y mexicanos hacen estudios de licenciatura y de maestría. En materia de enseñanza de idiomas, también. México es el país latinoamericano que más Institutos Confucio tiene en la región. Fue uno de los primeros programas que se crearon al inicio de las relaciones diplomáticas en los 70, con programas de enseñanza de español para estudiantes chinos que viajaron a México en ese periodo.

En ciencia y tecnología tenemos por primera vez programas de convocatorias conjuntas en alta tecnología para desarrollar proyectos en nuevas áreas como la de biotecnología y las energías limpias y, en fin, toda la gama de nuevas tecnologías, patrocinado por el Conacyt de México, la principal autoridad en materia de ciencia y tecnología, y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China. Esto da cuenta un poco de cómo diversos ámbitos de esta relación que se ha ido construyendo a lo largo de más de cuatro décadas están adquiriendo una masa crítica importante que beneficia a México y también beneficia a China.

China y México desempeñan papel muy importante en tratamiento de temas internacionales

China y México tienen un papel muy importante que desempeñar en el tratamiento de estos temas. Somos dos grandes economías, somos dos grandes países que se han beneficiado enormemente del sistema de comercio internacional.

China logra importantes avances en la reducción de la pobreza,según embajador de México

En la medida en la que China y México son dos países en desarrollo que enfrentan retos similares en materia de inclusión, en materia de desarrollo equitativo, pues siempre hay de qué hablar y ámbitos en los que se pueden intercambiar experiencias. El desarrollo económico acelerado de China en las últimas tres décadas ha generado logros muy importantes en el campo de la reducción de la pobreza extrema.

 

 

Imprimir Enviar Rss
分享
Xinhuanet

Embajador de México: China y México se encuentran en buen momento en la relación bilateral

Spanish.xinhuanet.com 2017-02-24 11:33:48

Xinhuanet: Usted es embajador en este país desde 2013. En estos cuatro años, ¿en qué ámbitos cree que su país ha ganado en reconocimiento y espacios en China?

Julián Ventura: Han sido definitivamente cuatro años de un gran dinamismo en la relación bilateral, impulsado fundamentalmente por el impulso que han brindado los presidentes de México y de China desde el inicio de sus respectivas gestiones. En 2013 el presidente mexicano realizó la primera de tres visitas a la fecha a China, y en junio de ese mismo año el presidente Xi visitó México en una visita de Estado muy exitosa, en la que se identificaron acciones específicas que a lo largo de estos ya casi cuatro años están rindiendo frutos específicos en los campos del comercio, la inversión, el turismo, la cultura, la cooperación científica y técnica y la educación. Son cuatro años en los que hemos visto que, mediante un enfoque integral y de largo plazo, sistemático, un trabajo sistemático que trasciende no solo a los gobiernos, sino que incorpora cada vez más a empresarios, innovadores, investigadores, académicos, maestros, estudiantes, va construyendo y alcanzando el potencial que tiene esta relación en el largo plazo.

Xinhuanet:En su opinión, ¿cuál es el estado actual de las relaciones bilaterales entre México y China y cómo vislumbra el desarrollo hacia el futuro?

Julián Ventura:Sin duda nos encontramos en un buen momento en la relación bilateral. En el ámbito económico, por ejemplo, China es ya nuestro segundo socio comercial; es el tercer destino de las exportaciones mexicanas, después de Estados Unidos y de Canadá. Nuestras exportaciones agroalimentarias, por ejemplo, están creciendo a un ritmo anual de casi el 20 por ciento.México fue el país que suscribió más protocolos de acceso con China para productos agroalimentarios en 2015, con nuevos productos como los lácteos, las frambuesas, las zarzamoras, la carne de res, la carne de cerdo. En fin, un abanico de productos que no estaban antes en el mercado chino y que están abriendo oportunidades importantes para productores y exportadores mexicanos en el principal mercado de consumo a nivel mundial. También somos un exportador importante de manufacturas de alta calidad. México ya es el principal proveedor de autopartes y automóviles de América Latina a China. El año pasado (se refiere a 2015) exportamos en estos rubros casi 1.500 millones de dólares. Esto da cuenta de cómo estamos logrando una mayor presencia en este gran mercado. La agenda de inversión ha tenido avances muy importantes también.

Los dos gobiernos establecieron en 2013 un grupo de alto nivel sobre inversión, entre la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China y la Secretaría de Hacienda, para definir una agenda de prioridades.Establecimos un fondo binacional de inversión con capital de ambos países. Este fondo, de más de 1.200 millones de dólares, es administrado bajo los más altos estándares de gobernanza y transparencia por la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial. Ya hizo sus primeras inversiones en los sectores energético de hidrocarburos y de telecomunicaciones. México ha instrumentado reformas muy importantes también en materia energética y hace poco tiempo la empresa CNOOC (China National Offshore Oil Corporation) de China, una gran empresa petrolera de este país de alcance global, ganó la licitación de dos zonas en aguas profundas en el golfo de México, donde va a poder incursionar de manera muy importante en el mercado energético mexicano que, por primera vez, a partir de la reforma que se ha impulsado en esta administración, se abre a la inversión extranjera.

Estamos viendo inversiones chinas en el sector de energías verdes y energías renovables, con inversiones importantes. Un gran proyecto hidroeléctrico en México está siendo construido por un consorcio encabezado por la empresa Sinohydro. Grandes empresas chinas como Hisense, Haier, Lenovo, Huawei, están ampliando sus inversiones en México. Acabamos de tener un anuncio de inversión por parte de una automotriz china, JAC, que en asociación con una empresa mexicana va a comercializar y producir vehículos en México. Las autoparteras chinas, que son proveedoras de las grandes empresas automotrices del mundo que están establecidas en México están también aumentando sus inversiones en México.

Es un elemento novedoso, que no estaba presente en el pasado y que da cuenta del esfuerzo que estamos haciendo para aumentar los flujos de inversión productiva. En ambas direcciones, debo decir, porque grandes empresas mexicanas en el sector agroalimentario, por ejemplo como Bimbo o Gruma, y grandes empresas de autopartes mexicanas están invirtiendo y generando empleos también en China. Somos de las pocas economías emergentes, si no es que la única, que realiza inversiones productivas en China, y estamos ampliando nuestra presencia también en este país.

La cultura siempre ha sido un elemento muy importante de la relación. Entre 2013 y 2014, por ejemplo, los principales museos de Beijing, Guangzhou y Shanghai albergaron grandes exposiciones mexicanas. “Los mayas, el lenguaje de la belleza”, que inauguraron el presidente Xi Jinping y el presidente de México en el Museo Nacional de China fue visitada por más de 150.000 personas en poco más de tres meses.

Una gran exposición de Diego Rivera e n el MuseoNacional de Arte de China, una gran exposición de arte en plata antigua y de diseño moderno se presentó en las tres ciudades que mencioné. El año pasado colaboramos con China para el Año de Intercambio Cultural de China en América Latina. Una gran colección del Museo Nacional de Arte de China se está presentando ahora en el antiguo Colegio de San Ildefonso, uno de los museos más bellos de la Ciudad de México. Y así hemos desarrollado una agenda, una presencia más visible de nuestras manifestaciones culturales en este país y de China en México. Ese es un gran vehículo de acercamiento que tenemos que estar utilizando cada vez más para fortalecer la relación.

En el ámbito educativo, el programa de becas ha sido fortalecido. Más de 80 estudiantes chinos y mexicanos hacen estudios de licenciatura y de maestría. En materia de enseñanza de idiomas, también. México es el país latinoamericano que más Institutos Confucio tiene en la región. Fue uno de los primeros programas que se crearon al inicio de las relaciones diplomáticas en los 70, con programas de enseñanza de español para estudiantes chinos que viajaron a México en ese periodo.

En ciencia y tecnología tenemos por primera vez programas de convocatorias conjuntas en alta tecnología para desarrollar proyectos en nuevas áreas como la de biotecnología y las energías limpias y, en fin, toda la gama de nuevas tecnologías, patrocinado por el Conacyt de México, la principal autoridad en materia de ciencia y tecnología, y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China. Esto da cuenta un poco de cómo diversos ámbitos de esta relación que se ha ido construyendo a lo largo de más de cuatro décadas están adquiriendo una masa crítica importante que beneficia a México y también beneficia a China.

China y México desempeñan papel muy importante en tratamiento de temas internacionales

China y México tienen un papel muy importante que desempeñar en el tratamiento de estos temas. Somos dos grandes economías, somos dos grandes países que se han beneficiado enormemente del sistema de comercio internacional.

China logra importantes avances en la reducción de la pobreza,según embajador de México

En la medida en la que China y México son dos países en desarrollo que enfrentan retos similares en materia de inclusión, en materia de desarrollo equitativo, pues siempre hay de qué hablar y ámbitos en los que se pueden intercambiar experiencias. El desarrollo económico acelerado de China en las últimas tres décadas ha generado logros muy importantes en el campo de la reducción de la pobreza extrema.

 

 

010020070760000000000000011100141360817751