ESPECIAL: La Franja y la Ruta aporta cooperación en infraestructura tecnológica para la seguridad en Ecuador

Spanish.xinhuanet.com   2019-04-22 19:11:48

QUITO, 22 abr (Xinhua) -- María López, una empleada pública ecuatoriana de 36 años, considera que ECU 911 es un proyecto emblemático que materializa la cooperación de China con Ecuador y lo califica como un "gran proyecto" que aporta a la seguridad de la ciudadanía.

De hecho, el ECU 911 tuvo un papel protagonico al aliviar el sufrimiento causado por el terremoto de 7,8 grados de magnitud que azotó Ecuador el 16 de abril de 2016, dejando 673 muertos.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 es un sistema de respuesta inmediata integral que tuvo su prueba más importante en las horas posteriores a la noche del terremoto en la costa ecuatoriana, pero que viene revolucionando la atención de urgencias en todo Ecuador desde 2012.

La instalación de ese sistema de infraestructura se enmarca dentro de la iniciativa de la Franja y la Ruta, propuesta por China en 2013, a la que Ecuador se adhirió en diciembre de 2018.

El servicio cuenta con una moderna plataforma tecnológica construida por la empresa China National Electronics Import & Export Corporation (CEIEC), que proporcionó el software y el hardware, el cual ha contribuido enormemente a la reducción de delitos en Ecuador.

Además, se construyeron 16 centros de mando, entre ellos, dos centros nacionales en Quito y Guayaquil, las principales ciudades de Ecuador.

También cuenta con ocho centros provinciales y cinco centros regionales, así como una sala de comando de emergencias en el archipiélago de las Islas Galápagos, ubicadas a unos 1.000 kilómetros de la costa continental del país.

El subdirector técnico de operaciones del ECU 911, Diego Ripalda, dijo a Xinhua que la plataforma articula un solo número, el 911, y a entidades como la Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Cuerpo de Bomberos, Comisión Nacional de Tránsito, Ministerio de Salud Pública, Secretaría de Gestión de Riesgos y Cruz Roja.

Anteriormente, "el país tenía varios números de emergencia, no teníamos la integración, la tecnología que este proyecto pudo brindar al país y esto ha sido fundamental para una atención de emergencia eficiente", señaló Ripalda.

Añadió que el software que proporciona el ECU 911 es integral, ya que desde que ingresa la llamada se puede saber quién es el usuario, donde está ubicado y se puede hacer la gestión para enviar los recursos más cercanos de donde se esté originando la emergencia.

"Sin la cooperación china no podríamos contar con toda la infraestructura y tecnología de punta ni con los grandes avances que hemos dado en el tema de seguridad ciudadana", complementó.

La plataforma incluye sistemas de videovigilancia, con más de 4.000 cámaras de última generación, de posicionamiento GPS, de respuesta de alarma y botones de auxilio, entre otros.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), a raíz de la implementación del ECU 911, hubo una reducción de 11,8 por ciento en los delitos.

El experto en seguridad y docente universitario Luis Caicedo dijo a Xinhua que la videovigilancia es una "buena herramienta" para enfrentar a la delincuencia.

"Es un apoyo tecnológico importante a la seguridad ciudadana en delitos de mayor connotación como robo a personas, robo de vehículos", señaló tras destacar que las cámaras actúan como elementos "disuasivos", ya que los delincuentes pueden sentirse "controlados, observados".

Con el ECU 911, Ecuador apuntó a mejorar su sistema de seguridad en beneficio de sus más de 17 millones de habitantes.

En las calles, ciudadanos consultados por Xinhua destacaron las bondades del servicio.

López, la funcionaria de 36 años, indicó que el ECU 911 aporta a la seguridad de la ciudadanía, "ya que a través de las cámaras instaladas se monitorean diferentes espacios públicos para llevar a cabo en tiempo real un control de la inseguridad".

Asimismo, ponderó el aporte de China para la implementación de esta infraestructura tecnológica, asegurando que ha generado importantes resultados gracias a los avances tecnológicos.

A su vez, Sandra Cárdenas, una abogada de profesión, sostuvo que el sistema genera "confianza en la ciudadanía al poder contar con una institución de emergencia integral dotada de equipos de última tecnología como los que cuentan países desarrollados".

"La seguridad siempre ha sido un tema de preocupación de los ecuatorianos, por lo que el ECU 911 ha sido una buena obra", apuntó.

En 2018, a través de la plataforma tecnológica del ECU 911 se coordinaron 3,6 millones de emergencias, de las cuales el 33 por ciento fueron de "clave roja", un tipo de urgencia que implica riesgo a la vida de las personas, según datos oficiales de la entidad.

Durante el segundo semestre de 2018, el nivel de satisfacción ciudadana del servicio a nivel nacional fue de 81 por ciento.

En ese mismo año, Ecuador registró 5,7 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, la segunda tasa más baja de América Latina.

El ECU 911 cuenta además con un Laboratorio de Sistemas de Seguridad Integral, con tecnología china, que entró en operación en noviembre de 2016 tras ser inaugurado por el presidente de China, Xi Jinping, durante su visita oficial a Ecuador.

El laboratorio, que se implementó gracias a un préstamo no reembolsable de 10 millones de dólares del gobierno chino, se encarga del proceso de desarrollo e innovación, y dentro de ello se pueden hacer tareas de reconocimiento facial y modelos de simulación, por ejemplo, de erupciones o terremotos.

Además, se está trabajando con cámaras de videovigilancia chinas para implementar "analítica en software", lo que permite convertir las imágenes de las cámaras de vigilancia en datos.

Adicionalmente, la entidad ha desarrollado herramientas inteligentes para reportar emergencias como el "Mobile Locator", que es un sistema que permite localizar y emitir coordenadas sobre la ubicación de un teléfono móvil para facilitar las labores de búsqueda y rescate.

Otra herramienta es el "SAEI FJ", una plataforma para entregar videos, audios o datos que se constituyen en evidencias para procesos judiciales.

La entidad fue evaluada durante el terremoto de abril 2016 y gracias a su desempeño durante la emergencia la Asociación Europea de Números de Emergencia (EENA, por sus siglas en inglés) le entregó al organismo el certificado internacional de calidad.

Con ello, Ecuador se convirtió en el primer país de América Latina y el quinto a nivel mundial en recibir dicha acreditación.

Gracias al modelo de gestión, el ECU 911 es un referente en la región y más de 15 países han visitado la sede central del organismo en Quito para recibir asesoría técnica.

De acuerdo con un estudio del Instituto para la Economía y la Paz (IEP), publicado en 2018, Ecuador figura como el séptimo país más seguro en América Latina, y a nivel mundial, ocupa la posición 75 de dicho listado.

Para cualquier sugerencia o consulta puede ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente correo
electrónico:spanish@xinhuanet.com
  
FOTOS  >>
VIDEO  >>
  TEMAS ESPECIALES  >>
VISITA DE XI
Sesiones Anuales 2019
Xinhuanet

ESPECIAL: La Franja y la Ruta aporta cooperación en infraestructura tecnológica para la seguridad en Ecuador

Spanish.xinhuanet.com 2019-04-22 19:11:48

QUITO, 22 abr (Xinhua) -- María López, una empleada pública ecuatoriana de 36 años, considera que ECU 911 es un proyecto emblemático que materializa la cooperación de China con Ecuador y lo califica como un "gran proyecto" que aporta a la seguridad de la ciudadanía.

De hecho, el ECU 911 tuvo un papel protagonico al aliviar el sufrimiento causado por el terremoto de 7,8 grados de magnitud que azotó Ecuador el 16 de abril de 2016, dejando 673 muertos.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 es un sistema de respuesta inmediata integral que tuvo su prueba más importante en las horas posteriores a la noche del terremoto en la costa ecuatoriana, pero que viene revolucionando la atención de urgencias en todo Ecuador desde 2012.

La instalación de ese sistema de infraestructura se enmarca dentro de la iniciativa de la Franja y la Ruta, propuesta por China en 2013, a la que Ecuador se adhirió en diciembre de 2018.

El servicio cuenta con una moderna plataforma tecnológica construida por la empresa China National Electronics Import & Export Corporation (CEIEC), que proporcionó el software y el hardware, el cual ha contribuido enormemente a la reducción de delitos en Ecuador.

Además, se construyeron 16 centros de mando, entre ellos, dos centros nacionales en Quito y Guayaquil, las principales ciudades de Ecuador.

También cuenta con ocho centros provinciales y cinco centros regionales, así como una sala de comando de emergencias en el archipiélago de las Islas Galápagos, ubicadas a unos 1.000 kilómetros de la costa continental del país.

El subdirector técnico de operaciones del ECU 911, Diego Ripalda, dijo a Xinhua que la plataforma articula un solo número, el 911, y a entidades como la Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Cuerpo de Bomberos, Comisión Nacional de Tránsito, Ministerio de Salud Pública, Secretaría de Gestión de Riesgos y Cruz Roja.

Anteriormente, "el país tenía varios números de emergencia, no teníamos la integración, la tecnología que este proyecto pudo brindar al país y esto ha sido fundamental para una atención de emergencia eficiente", señaló Ripalda.

Añadió que el software que proporciona el ECU 911 es integral, ya que desde que ingresa la llamada se puede saber quién es el usuario, donde está ubicado y se puede hacer la gestión para enviar los recursos más cercanos de donde se esté originando la emergencia.

"Sin la cooperación china no podríamos contar con toda la infraestructura y tecnología de punta ni con los grandes avances que hemos dado en el tema de seguridad ciudadana", complementó.

La plataforma incluye sistemas de videovigilancia, con más de 4.000 cámaras de última generación, de posicionamiento GPS, de respuesta de alarma y botones de auxilio, entre otros.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), a raíz de la implementación del ECU 911, hubo una reducción de 11,8 por ciento en los delitos.

El experto en seguridad y docente universitario Luis Caicedo dijo a Xinhua que la videovigilancia es una "buena herramienta" para enfrentar a la delincuencia.

"Es un apoyo tecnológico importante a la seguridad ciudadana en delitos de mayor connotación como robo a personas, robo de vehículos", señaló tras destacar que las cámaras actúan como elementos "disuasivos", ya que los delincuentes pueden sentirse "controlados, observados".

Con el ECU 911, Ecuador apuntó a mejorar su sistema de seguridad en beneficio de sus más de 17 millones de habitantes.

En las calles, ciudadanos consultados por Xinhua destacaron las bondades del servicio.

López, la funcionaria de 36 años, indicó que el ECU 911 aporta a la seguridad de la ciudadanía, "ya que a través de las cámaras instaladas se monitorean diferentes espacios públicos para llevar a cabo en tiempo real un control de la inseguridad".

Asimismo, ponderó el aporte de China para la implementación de esta infraestructura tecnológica, asegurando que ha generado importantes resultados gracias a los avances tecnológicos.

A su vez, Sandra Cárdenas, una abogada de profesión, sostuvo que el sistema genera "confianza en la ciudadanía al poder contar con una institución de emergencia integral dotada de equipos de última tecnología como los que cuentan países desarrollados".

"La seguridad siempre ha sido un tema de preocupación de los ecuatorianos, por lo que el ECU 911 ha sido una buena obra", apuntó.

En 2018, a través de la plataforma tecnológica del ECU 911 se coordinaron 3,6 millones de emergencias, de las cuales el 33 por ciento fueron de "clave roja", un tipo de urgencia que implica riesgo a la vida de las personas, según datos oficiales de la entidad.

Durante el segundo semestre de 2018, el nivel de satisfacción ciudadana del servicio a nivel nacional fue de 81 por ciento.

En ese mismo año, Ecuador registró 5,7 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, la segunda tasa más baja de América Latina.

El ECU 911 cuenta además con un Laboratorio de Sistemas de Seguridad Integral, con tecnología china, que entró en operación en noviembre de 2016 tras ser inaugurado por el presidente de China, Xi Jinping, durante su visita oficial a Ecuador.

El laboratorio, que se implementó gracias a un préstamo no reembolsable de 10 millones de dólares del gobierno chino, se encarga del proceso de desarrollo e innovación, y dentro de ello se pueden hacer tareas de reconocimiento facial y modelos de simulación, por ejemplo, de erupciones o terremotos.

Además, se está trabajando con cámaras de videovigilancia chinas para implementar "analítica en software", lo que permite convertir las imágenes de las cámaras de vigilancia en datos.

Adicionalmente, la entidad ha desarrollado herramientas inteligentes para reportar emergencias como el "Mobile Locator", que es un sistema que permite localizar y emitir coordenadas sobre la ubicación de un teléfono móvil para facilitar las labores de búsqueda y rescate.

Otra herramienta es el "SAEI FJ", una plataforma para entregar videos, audios o datos que se constituyen en evidencias para procesos judiciales.

La entidad fue evaluada durante el terremoto de abril 2016 y gracias a su desempeño durante la emergencia la Asociación Europea de Números de Emergencia (EENA, por sus siglas en inglés) le entregó al organismo el certificado internacional de calidad.

Con ello, Ecuador se convirtió en el primer país de América Latina y el quinto a nivel mundial en recibir dicha acreditación.

Gracias al modelo de gestión, el ECU 911 es un referente en la región y más de 15 países han visitado la sede central del organismo en Quito para recibir asesoría técnica.

De acuerdo con un estudio del Instituto para la Economía y la Paz (IEP), publicado en 2018, Ecuador figura como el séptimo país más seguro en América Latina, y a nivel mundial, ocupa la posición 75 de dicho listado.

010020070760000000000000011100001379987401