Resumen: ONU pide "visión sin precedentes" para detener conflicto entre israelíes y palestinos

Spanish.xinhuanet.com   2015-12-17 07:54:15

NACIONES UNIDAS, 16 dic (Xinhua) -- Un importante funcionario de la ONU pidió hoy una "visión sin precedentes" por parte de israelíes y palestinos para tomar medidas audaces y necesarias para lograr la paz en Medio Oriente.

El secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Políticos, Miroslav Jenca, dijo que el actual derramamiento de sangre entre las dos partes "no debe aceptarse como 'la nueva normalidad'".

"Superar los desafíos actuales en Israel y Palestina requerirá una visión sin precedentes por parte de las dirigencias israelí y palestina para ver más allá de las confrontaciones actuales y tomar medidas audaces para crear un futuro pacífico", añadió Jenca durante su informe al Consejo de Seguridad sobre la situación actual en Medio Oriente.

"Les hago un llamado para que dejen sus miedos políticos inmediatos y se concentren en el bien mayor de lograr una paz sostenible de largo plazo para los palestinos y los israelíes", dijo el funcionario, quien prometió un constante apoyo de la ONU "de todas las formas posibles" para tales esfuerzos.

"Las circunstancias actuales no deberían aceptarse como 'la nueva normalidad'", dijo Jenca, quien añadió que "los israelíes y los palestinos no deberían resignarse a vivir bajo la amenaza de la violencia".

Pero Jenca también señaló que la estrategia integral para limitar tal amenaza no puede depender únicamente de medidas de seguridad reforzadas. "También debe abordar los principales elementos que motivan el enojo palestino".

Los líderes de todas las partes tienen la responsabilidad de detener la incitación y de oponerse de forma constante e inequívoca a los actos de terrorismo y violencia en todas sus formas.

El derramamiento de sangre entre israelíes y palestinos no ha cesado. Siete israelíes y 34 palestinos han muerto en las últimas semanas, añadió.

Los apuñalamientos, los ataques con autos y los tiroteos realizados por palestinos contra israelíes siguen dejando víctimas casi todos los días y a su vez, indicó.

Jenca reiteró la firme condena de todos los ataques terroristas por parte de la ONU y exhortó a las dos partes a dejar de lado sus temores políticos inmediatos y a centrarse en el bien mayor de lograr una paz sostenible de largo plazo para los pueblos palestino e israelí.

El enviado de la ONU señaló que las declaraciones israelíes de compromiso con una solución de dos Estados aún tienen que ser seguidas por acciones "que demuestren la sinceridad de este compromiso" mientras los asentamientos profundizan sus raíces en la parte ocupada de Cisjordania.

La solución de dos Estados, ampliamente apoyada por la comunidad internacional, significa un Israel seguro viviendo en paz con un Estado de Palestina independiente.

El enviado lamentó que las oportunidades para poner fin al conflicto ahora parezcan más distantes que nunca y exhortó a ambas partes a no seguir ignorando las causas subyacentes que perpetúan la violencia y alimentan el extremismo.

"Las voces extremistas son las que actualmente resuenan. Las voces que desean capitalizar las más oscuras de las emociones humanas mientras buscan sabotear todo esfuerzo auténtico para recuperar la confianza. Pero ¿dónde están las voces que piden la contención?", preguntó.

"¿Dónde están los partidarios de la paz, la tolerancia y un futuro palestino-israelí compartido? ¿Cómo podemos empezar a devolver impulso a estos defensores de la razón? Estas preguntas exigen respuestas, ante todo de los líderes israelíes y palestinos".

"Les corresponde a ellos decidir si mostrarán liderazgo en la construcción de una paz y seguridad sostenibles o si permitirán que el futuro de su pueblo discurra en la incertidumbre mientras el radicalismo y el extremismo asumen el control", dijo.

Jenca también dijo que la impunidad percibida en los casos de violencia de los colonos contra los palestinos también ha conducido a la violencia y señaló que graves preocupaciones siguen socavando la posibilidad de poner fin a la violencia y de recuperar la confianza.

"Estas injusticias asociadas con una ocupación que parece no terminar contribuye a una perspectiva, particularmente entre los jóvenes, de que no tienen nada que perder sacrificando su vida", dijo el enviado de la ONU.

Jenca citó las extensas restricciones al movimiento de los palestinos que limitan el acceso a los servicios básicos y a las fuentes de sustento y las demoliciones israelíes de casas palestinas en el valle del Jordán.

"Las autoridades israelíes también han llevado a cabo dos demoliciones punitivas contra familias de condenados o acusados de ataques", dijo. "Tales actos son una clara violación al derecho internacional, agravan un ambiente ya tenso y podrían ser contraproducentes".

En el aspecto positivo, Jenca dijo que cuatro meses después de que la familia Dawabsha fuera brutalmente asesinada en la aldea cisjordana de Duma, Israel ha hecho algunos arrestos.

"Aprovecho esta oportunidad para resaltar la necesidad de acusar y presentar rápidamente ante la justicia a los responsables de este terrible crimen", añadió.

En cuanto a la situación en Gaza, Jenca señaló que a pesar de los persistentes desafíos a la seguridad y la gobernanza y de la escasez de financiamiento, la reconstrucción avanza tras la guerra del año pasado entre Israel y Hamas.

Se ha reparado más del 90 por ciento de las escuelas y hospitales dañados y se han terminado las reparaciones o siguen ahora en curso en cerca de la mitad de las casas parcialmente dañadas.

"Reactivar la economía y los sectores productivos también sigue siendo una importante tarea pendiente", dijo Jenca, quien pidió a los donadores traducir las promesas en desembolsos.

  
FOTOS  >>
VIDEO  >>
  TEMAS ESPECIALES  >>
II Conferencia Mundial de Internet
Xi Jinping acude a cumbre
Xinhuanet

Resumen: ONU pide "visión sin precedentes" para detener conflicto entre israelíes y palestinos

Spanish.xinhuanet.com 2015-12-17 07:54:15

NACIONES UNIDAS, 16 dic (Xinhua) -- Un importante funcionario de la ONU pidió hoy una "visión sin precedentes" por parte de israelíes y palestinos para tomar medidas audaces y necesarias para lograr la paz en Medio Oriente.

El secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Políticos, Miroslav Jenca, dijo que el actual derramamiento de sangre entre las dos partes "no debe aceptarse como 'la nueva normalidad'".

"Superar los desafíos actuales en Israel y Palestina requerirá una visión sin precedentes por parte de las dirigencias israelí y palestina para ver más allá de las confrontaciones actuales y tomar medidas audaces para crear un futuro pacífico", añadió Jenca durante su informe al Consejo de Seguridad sobre la situación actual en Medio Oriente.

"Les hago un llamado para que dejen sus miedos políticos inmediatos y se concentren en el bien mayor de lograr una paz sostenible de largo plazo para los palestinos y los israelíes", dijo el funcionario, quien prometió un constante apoyo de la ONU "de todas las formas posibles" para tales esfuerzos.

"Las circunstancias actuales no deberían aceptarse como 'la nueva normalidad'", dijo Jenca, quien añadió que "los israelíes y los palestinos no deberían resignarse a vivir bajo la amenaza de la violencia".

Pero Jenca también señaló que la estrategia integral para limitar tal amenaza no puede depender únicamente de medidas de seguridad reforzadas. "También debe abordar los principales elementos que motivan el enojo palestino".

Los líderes de todas las partes tienen la responsabilidad de detener la incitación y de oponerse de forma constante e inequívoca a los actos de terrorismo y violencia en todas sus formas.

El derramamiento de sangre entre israelíes y palestinos no ha cesado. Siete israelíes y 34 palestinos han muerto en las últimas semanas, añadió.

Los apuñalamientos, los ataques con autos y los tiroteos realizados por palestinos contra israelíes siguen dejando víctimas casi todos los días y a su vez, indicó.

Jenca reiteró la firme condena de todos los ataques terroristas por parte de la ONU y exhortó a las dos partes a dejar de lado sus temores políticos inmediatos y a centrarse en el bien mayor de lograr una paz sostenible de largo plazo para los pueblos palestino e israelí.

El enviado de la ONU señaló que las declaraciones israelíes de compromiso con una solución de dos Estados aún tienen que ser seguidas por acciones "que demuestren la sinceridad de este compromiso" mientras los asentamientos profundizan sus raíces en la parte ocupada de Cisjordania.

La solución de dos Estados, ampliamente apoyada por la comunidad internacional, significa un Israel seguro viviendo en paz con un Estado de Palestina independiente.

El enviado lamentó que las oportunidades para poner fin al conflicto ahora parezcan más distantes que nunca y exhortó a ambas partes a no seguir ignorando las causas subyacentes que perpetúan la violencia y alimentan el extremismo.

"Las voces extremistas son las que actualmente resuenan. Las voces que desean capitalizar las más oscuras de las emociones humanas mientras buscan sabotear todo esfuerzo auténtico para recuperar la confianza. Pero ¿dónde están las voces que piden la contención?", preguntó.

"¿Dónde están los partidarios de la paz, la tolerancia y un futuro palestino-israelí compartido? ¿Cómo podemos empezar a devolver impulso a estos defensores de la razón? Estas preguntas exigen respuestas, ante todo de los líderes israelíes y palestinos".

"Les corresponde a ellos decidir si mostrarán liderazgo en la construcción de una paz y seguridad sostenibles o si permitirán que el futuro de su pueblo discurra en la incertidumbre mientras el radicalismo y el extremismo asumen el control", dijo.

Jenca también dijo que la impunidad percibida en los casos de violencia de los colonos contra los palestinos también ha conducido a la violencia y señaló que graves preocupaciones siguen socavando la posibilidad de poner fin a la violencia y de recuperar la confianza.

"Estas injusticias asociadas con una ocupación que parece no terminar contribuye a una perspectiva, particularmente entre los jóvenes, de que no tienen nada que perder sacrificando su vida", dijo el enviado de la ONU.

Jenca citó las extensas restricciones al movimiento de los palestinos que limitan el acceso a los servicios básicos y a las fuentes de sustento y las demoliciones israelíes de casas palestinas en el valle del Jordán.

"Las autoridades israelíes también han llevado a cabo dos demoliciones punitivas contra familias de condenados o acusados de ataques", dijo. "Tales actos son una clara violación al derecho internacional, agravan un ambiente ya tenso y podrían ser contraproducentes".

En el aspecto positivo, Jenca dijo que cuatro meses después de que la familia Dawabsha fuera brutalmente asesinada en la aldea cisjordana de Duma, Israel ha hecho algunos arrestos.

"Aprovecho esta oportunidad para resaltar la necesidad de acusar y presentar rápidamente ante la justicia a los responsables de este terrible crimen", añadió.

En cuanto a la situación en Gaza, Jenca señaló que a pesar de los persistentes desafíos a la seguridad y la gobernanza y de la escasez de financiamiento, la reconstrucción avanza tras la guerra del año pasado entre Israel y Hamas.

Se ha reparado más del 90 por ciento de las escuelas y hospitales dañados y se han terminado las reparaciones o siguen ahora en curso en cerca de la mitad de las casas parcialmente dañadas.

"Reactivar la economía y los sectores productivos también sigue siendo una importante tarea pendiente", dijo Jenca, quien pidió a los donadores traducir las promesas en desembolsos.

010020070760000000000000011100001349251231