Hermanas cuatrillizas en Ganzhou, Jiangxi

Actualizado 2017-09-13 14:23:10 | Spanish. xinhuanet. com

 JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen combinada del 14 de septiembre de 2011 (arriba), el 25 de mayo de 2016 (c), y del 7 de septiembre de 2017 (abajo) de la familia posando para fotografías grupales frente a su casa en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang) 

JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de hermanas cuatrillizas caminando hacia la escuela en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang) 

JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de Wu Nianyou (i-atrás), Deng Dinglan (d-atrás), y sus cuatrillizas frente a su vivienda de tres pisos en construcción, en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang)

 JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de hermanas cuatrillizas posando frente a la Escuela Primaria Central en el municipio de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang)

JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de hermanas cuatrillizas leyendo un libro en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang) 

 JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de Deng Dinglan (i-atrás) colocando un plato en la mesa donde comen sus cuatrillizas en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang)

 

JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de Deng Dinglan trabajando en un jardín de niños recién construido en el municipio de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang)

 
Para cualquier sugerencia o consulta puede ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente correo
electrónico:spanish@xinhuanet.com
分享
Xinhuanet

Hermanas cuatrillizas en Ganzhou, Jiangxi

Spanish.xinhuanet.com 2017-09-13 14:23:10

 JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen combinada del 14 de septiembre de 2011 (arriba), el 25 de mayo de 2016 (c), y del 7 de septiembre de 2017 (abajo) de la familia posando para fotografías grupales frente a su casa en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang) 

JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de hermanas cuatrillizas caminando hacia la escuela en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang) 

JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de Wu Nianyou (i-atrás), Deng Dinglan (d-atrás), y sus cuatrillizas frente a su vivienda de tres pisos en construcción, en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang)

 JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de hermanas cuatrillizas posando frente a la Escuela Primaria Central en el municipio de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang)

JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de hermanas cuatrillizas leyendo un libro en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang) 

 JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de Deng Dinglan (i-atrás) colocando un plato en la mesa donde comen sus cuatrillizas en la villa de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang)

 

JIANGXI, septiembre 12, 2017 (Xinhua) -- Imagen del 7 de septiembre de 2017 de Deng Dinglan trabajando en un jardín de niños recién construido en el municipio de Shangbao del condado de Chongyi en la ciudad de Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el este de China. El padre, Wu Nianyou y la madre, Deng Dinglan, tuvieron cuatrillizas en 2010 y desde entonces nunca han dejado de luchar contra la pobreza. Wu Nianyou se involucró en el negocio de la cría de ratas de bambú y su negocio se ha ampliado en 2017 con el número de ratas elevándose de 18 en el último año a 120 en el presente. El gobierno local también a dado una mano a la familia ayudando a la madre para que trabaje en un jardín de niños recién construido. Este año el gobierno ofreció un subsidio de 20,000 yuanes (3,065 dólares estadounidenses) a la familia para reconstruir su vivienda. Wu Nianyou, quien también es albañil, decidió aprovechar la oportunidad para mejorar su condición residencial a través un préstamo subvencionado adicional. Desde entonces ha trabajado en la construcción de una vivienda de tres pisos en su terreno. (Xinhua/Wan Xiang)

010020070760000000000000011100001366052581