Embajador: España está llamada a desempeñar un papel importante en la Iniciativa de la Franja y la Ruta

Actualizado 2017-05-08 08:39:00 | Spanish. xinhuanet. com

BEIJING, 8 may (Xinhuanet) -- La mayor potencia comercial y económica del mundo todavía es la Unión Europea, España está llamada a desempeñar un papel importante en las iniciativas de esta índole, señaló Manuel Valencia, embajador de España en China, en una entrevista con Xinhuanet.

Xinhuanet: España cuenta con buenos accesos terrestres y marítimos, lo que la convierte en un nudo de comunicaciones. Teniendo en cuenta las ventajas geográficas e históricas de España, ¿Cuáles son las correspondientes estrategias al tener la posibilidad de ser puerto de dos entradas (terrestre y marítima) para China en Europa? 

Valencia: España está situada al final del Mediterráneo mirando a África y América, tanto del norte como del sur. Es un importante nudo de comunicaciones aéreas con América Latina. También es un importante enclave portuario. Sus puertos del Mediterráneo, Algeciras, Valencia, Barcelona son muy importantes, en especial el primero que es considerado la puerta del Mediterráneo. Creo que España tiene unas condiciones de interconectividad per se naturales. Lo interesante de esas conexiones, en lo relativo a la Franja y la Ruta, es la conectividad con Asia Central y Extremo Oriente. Si la Iniciativa llega a buen puerto, y puede que lo haga, es interesante ver cómo los trenes, están llegando en un plazo de 10-15 días transportando mercancías hacia Europa. España es el punto final de la primera etapa, porque luego el mundo continúa hacia América o África. Creo que tiene posibilidades. No hay que olvidar una cosa muy importante que tenemos en España: las Islas Canarias. Son un portaaviones pacíficos que sirven para llevar mercancías o hacer negocios. Estas islas, que están enclavadas frente a la costa africana occidental entre Senegal y Mauritania, son otro elemento muy bueno de conectividad para esa zona que está llamada a crecer. China tiene mucha presencia en la parte este de África (Yibuti y Etiopía), pero en la parte occidental quizás las islas canarias puedan ser un punto importante.

(Xinhuanet/Xu Xin)

Xinhuanet: Teniendo en cuenta la experiencia española, ¿cree que España puede transmitir y promover sus experiencias positivas a otros estados miembros de la UE con el objetivo de fomentar el intercambio entre China y la UE? 

Valencia: Creo que esto viene en el momento oportuno. Hace cinco años España estaba sumida en una profunda crisis económica y al borde del rescate. Eso sí, los primeros pasos, que son los más difíciles, ya están dados. Son los que en este momento todavía no han dado otros países, incluso en Europa. Con lo cual España se puede colocar en el pelotón de cabeza de la Unión Europea en este momento, aunque su economía sea más pequeña que la italiana o la francesa, ya que la población es menos numerosa. Sin embargo, estamos creciendo más deprisa que ningún otro país, cerca de 3,2 por ciento en los últimos tres años y este ejercicio probablemente crezcamos a tasas semejantes. España es en la actualidad la economía de Europa que más crece.

Creo que España puede ser un elemento muy importante para tirar de muchas cosas. Si tenemos en cuenta que la mayor potencia comercial y económica del mundo todavía es la Unión Europea, España está llamada a desempeñar un papel importante en las iniciativas de esta índole. China es una gran productora y una economía que ha dado un gran salto, pero su gran mercado es Europa. No olvidemos que todos esos superávits que tiene la economía china, en gran parte son por la exportación de sus productos a mercados como el español y el europeo. Creo que estamos llamados a colaborar de una manera muy útil entre los dos países, pero es importante que juguemos la misma partida. Es decir, que España y China, y Europa y China, jueguen con proyectos abiertos, donde las empresas españolas y europeas puedan participar al mismo nivel que las chinas en los proyectos internacionales. No se trata de volver al sistema antiguo de adjudicación directa, sino de buscar la licitación internacional donde el que lo haga mejor y más barato se lleve el proyecto. De esa manera, China abrirá una página nueva en las relaciones internacionales. De lo contrario, se convertirá en un sistema de promoción de las exportaciones.

 

Imprimir Enviar Rss
Para cualquier sugerencia o consulta puede ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente correo
electrónico:spanish@xinhuanet.com
分享
Xinhuanet

Embajador: España está llamada a desempeñar un papel importante en la Iniciativa de la Franja y la Ruta

Spanish.xinhuanet.com 2017-05-08 08:39:00

BEIJING, 8 may (Xinhuanet) -- La mayor potencia comercial y económica del mundo todavía es la Unión Europea, España está llamada a desempeñar un papel importante en las iniciativas de esta índole, señaló Manuel Valencia, embajador de España en China, en una entrevista con Xinhuanet.

Xinhuanet: España cuenta con buenos accesos terrestres y marítimos, lo que la convierte en un nudo de comunicaciones. Teniendo en cuenta las ventajas geográficas e históricas de España, ¿Cuáles son las correspondientes estrategias al tener la posibilidad de ser puerto de dos entradas (terrestre y marítima) para China en Europa? 

Valencia: España está situada al final del Mediterráneo mirando a África y América, tanto del norte como del sur. Es un importante nudo de comunicaciones aéreas con América Latina. También es un importante enclave portuario. Sus puertos del Mediterráneo, Algeciras, Valencia, Barcelona son muy importantes, en especial el primero que es considerado la puerta del Mediterráneo. Creo que España tiene unas condiciones de interconectividad per se naturales. Lo interesante de esas conexiones, en lo relativo a la Franja y la Ruta, es la conectividad con Asia Central y Extremo Oriente. Si la Iniciativa llega a buen puerto, y puede que lo haga, es interesante ver cómo los trenes, están llegando en un plazo de 10-15 días transportando mercancías hacia Europa. España es el punto final de la primera etapa, porque luego el mundo continúa hacia América o África. Creo que tiene posibilidades. No hay que olvidar una cosa muy importante que tenemos en España: las Islas Canarias. Son un portaaviones pacíficos que sirven para llevar mercancías o hacer negocios. Estas islas, que están enclavadas frente a la costa africana occidental entre Senegal y Mauritania, son otro elemento muy bueno de conectividad para esa zona que está llamada a crecer. China tiene mucha presencia en la parte este de África (Yibuti y Etiopía), pero en la parte occidental quizás las islas canarias puedan ser un punto importante.

(Xinhuanet/Xu Xin)

Xinhuanet: Teniendo en cuenta la experiencia española, ¿cree que España puede transmitir y promover sus experiencias positivas a otros estados miembros de la UE con el objetivo de fomentar el intercambio entre China y la UE? 

Valencia: Creo que esto viene en el momento oportuno. Hace cinco años España estaba sumida en una profunda crisis económica y al borde del rescate. Eso sí, los primeros pasos, que son los más difíciles, ya están dados. Son los que en este momento todavía no han dado otros países, incluso en Europa. Con lo cual España se puede colocar en el pelotón de cabeza de la Unión Europea en este momento, aunque su economía sea más pequeña que la italiana o la francesa, ya que la población es menos numerosa. Sin embargo, estamos creciendo más deprisa que ningún otro país, cerca de 3,2 por ciento en los últimos tres años y este ejercicio probablemente crezcamos a tasas semejantes. España es en la actualidad la economía de Europa que más crece.

Creo que España puede ser un elemento muy importante para tirar de muchas cosas. Si tenemos en cuenta que la mayor potencia comercial y económica del mundo todavía es la Unión Europea, España está llamada a desempeñar un papel importante en las iniciativas de esta índole. China es una gran productora y una economía que ha dado un gran salto, pero su gran mercado es Europa. No olvidemos que todos esos superávits que tiene la economía china, en gran parte son por la exportación de sus productos a mercados como el español y el europeo. Creo que estamos llamados a colaborar de una manera muy útil entre los dos países, pero es importante que juguemos la misma partida. Es decir, que España y China, y Europa y China, jueguen con proyectos abiertos, donde las empresas españolas y europeas puedan participar al mismo nivel que las chinas en los proyectos internacionales. No se trata de volver al sistema antiguo de adjudicación directa, sino de buscar la licitación internacional donde el que lo haga mejor y más barato se lleve el proyecto. De esa manera, China abrirá una página nueva en las relaciones internacionales. De lo contrario, se convertirá en un sistema de promoción de las exportaciones.

 

010020070760000000000000011100001362592781