COMENTARIO: Crisis de deuda europea gran amenaza para economía mundial

Actualizado 2012-06-14 19:01:46 | Spanish. News. Cn

BEIJING, 14 jun (Xinhua) -- El empeoramiento de los problemas de la deuda soberana en los países de la eurozona suponen la mayor amenaza actual para la economía mundial.

Sin embargo, los líderes europeos tienen todavía que convocar la voluntad política y emplear las políticas más potentes para domar la crisis, mientras se siguen perdiendo oportunidades una y otra vez.

La tasa de desempleo en los 17 países que utilizan el euro ha llegado ya a un 11 por ciento, la más alta desde que la divisa única fuera introducida en 1999. Tres naciones --Grecia, Irlanda y Portugal-- han pedido rescates, desmoronándose bajo montañas de la deuda pública. Mientras tanto, parece que Italia y España, cuarta y quinta en el ranking de las economías más grandes de Europa respectivamente, van a ser las próximas en caer.

Europa ha estado luchando con sus problemas de deuda durante casi tres años. La prolongada incertidumbre sobre si el euro puede aguantar y durante cuanto tiempo han asustado a los inversores globales, y esto podría provocar una devastadora segunda crisis para la economía mundial, que todavía se está recuperando de la crisis financiera de 2008.

Las elecciones parlamentarias de Grecia, que se celebrarán el domingo, podrían suponer la salida de Grecia del euro, debido a que el partido antirescate está protagonizando una estrecha competición contra la coalición proeuro. Si Grecia deja de usar la divisa, en el peor de los casos, el impacto sobre la economía real podría hacer caer el PIB de la zona euro hasta un 2 por ciento, según las predicciones del influyente banco de inversiones estadounidense Goldman Sachs.

El efecto dominó de los problemas europeos afectaría a sus socios comerciales tanto desarrollados como emergentes.

Si la situación en Europa se deteriora, la tasa de crecimiento de la región de Asia Oriental y el Pacífico podría ralentizarse de un 2 a un 4 por ciento, debido a la reducción de la demanda de importaciones, a las interrupciones en el flujo transfronterizo de capital, y al aumento del ahorro prudencial, según han mostrado los resultados de las pruebas de simulación realizadas por el Banco Mundial.

Restaurar la confianza del mercado, y mantener una coordinación internacional fuerte es clave para resolver esta crisis. El mundo, y Europa en particular, deben trabajar juntos y mantenerse unidos para enfrentarse a este reto.

La próxima cumbre del Grupo de los 20 en México ofrece una nueva oportunidad para los líderes mundiales de tratar la crisis de la deuda europea. Como foro para la discusión y coordinación de las políticas económicas y financieras, la cumbre es el lugar idóneo para que los líderes trabajen de manera activa para buscar medidas concretas a fin de frenar la crisis y estimular el crecimiento económico.

Con los mercados a la espera, se requiere una fuerte respuesta por parte de los dirigentes para prevenir el contagio.

Los inversores globales esperan que la zona euro lleve a cabo acciones más decisivas para salvaguardar la estabilidad económica a largo plazo en la región, y que hagan todo lo que puedan para prevenir que la crisis se extienda a otras partes del mundo.

Artículos Relacionados
- Crisis de deuda europea tendrá impacto limitado en economía china: JP Morgan
- Crisis de deuda europea es un gran riesgo para economía de EEUU, dice Fed
- Acciones de EEUU tienen desempeño mixto por preocupaciones sobre deuda europea
Imprimir Enviar Rss
Compartir: Google Yahoo Facebook Twitter