Análisis de Xinhua: Prevé China examen a deuda de gobiernos locales

Actualizado 2014-02-26 11:35:20 | Spanish. xinhuanet. com

BEIJING, 25 Feb (Xinhua) -- La creciente deuda en los últimos años de los gobiernos locales de China será uno de los temas centrales en las sesiones parlamentarias este año, cuyo inicio se prevé el próximo cinco de marzo.

"El tema de la deuda ha estado rondando por años, y con la atención que concita, enfrentamos un fuerte presión", dijo un funcionario fiscal de la provincia oriental china de Jiangsu en una entrevista hace poco en la que pidió no ser identificado.

La mayoría de los funcionarios de los gobiernos locales tratan de evadir el tema sobre el punto, pero prevén una acción del gobierno central a fin de quebrar el crecimiento insostenible de los préstamos a través del sistema bancario paralelo del país.

Las reuniones de la máxima legislatura china que iniciarán el cinco de marzo y del órgano asesor político el tres de marzo podrían ofrecer un camino.

El punto ha ganado atención el último año, luego de una auditoría nacional de la deuda pública y las promesas repetidas del gobierno central para alejar el riesgo de que se convierta en el detonante de una crisis.

El problema de la deuda de China, aunque diferente de los problemas que pusieron en riesgo al gobierno de Estados Unidos de un precipicio fiscal o que originó desórdenes en Grecia, ha llamado la atención por su riesgo para la segunda economía del mundo.

Luego que varias estimaciones empujaron hacia adelante a agencias dentro y fuera de China por años, el gobierno chino emitió sus propios resultados de auditorías de la deuda de gobiernos locales al final del año pasado.

Estas auditorías juntas confirman un consenso emergente de que la deuda de China es manejable en general, pero podría salir de control si sus problemas estructurales y la falta de supervisión no son enfrentados en forma oportuna.

Un primer vistazo al tamaño de la deuda de los gobiernos locales de China a finales de junio de 2013 -10.880 millones de yuanes (1.790 millones de dólares estadunidenses) en responsabilidades directas y 6.990 millones de yuanes en compromisos contingentes -colocan a China por debajo del 60 por ciento del ratio entre deuda y Producto Interno Bruto (PIB), un umbral internacionalmente aceptado antes de impulsar una alerta de riesgo.

Pero el que se esté por debajo del umbral de riesgo no significa que las autoridades estén complacientes, luego de que un análisis de quién presta y quién pide prestado y a qué costo, revela riesgos para el caso de que permanezca sin una inspección.

"No es el tamaño, sino la falta de supervisión lo que atiza los nervios de los reguladores", dijo Hu Yijian, un profesor que se especializa en política fiscal y economía de la Universidad de Shanghai.

Pese a los programas de infraestructura masiva de los que son responsables, los gobiernos locales no están facultados legalmente para contratar créditos por sí mismos. Los fondos fiscales que reciben del gobierno central y de otras fuentes de ingresos, como impuestos, tampoco pueden satisfacer sus necesidades de financiamiento.

Esta situación ha obligado a los gobiernos locales a utilizar un enfoque de apoyo para financiamiento que involucra a firmas propiedad del estado y vehículos de financiación de los gobiernos locales.

Estas empresas han recurrido a fondos para proyectos gubernamentales que van desde autopistas a casas, lo mismo que educación y asistencia social.

"Los gobiernos locales tienen que recurrir a un enfoque de respaldo debido a que la financiación directa nunca fue una alternativa", dijo otro funcionario en la provincia de Jiangsu.

Estas entidades que prestan a nombre del gobierno no son tan sensitivas en lo que toca al costo del financiamiento como resultan las transacciones normales debido a una garantía implícita de ventas de tierra lucrativa o ayuda gubernamental en caso de incumplimiento.

Sin embargo, una ralentización económica ha planteado dudas sobre la capacidad de los gobiernos locales para honrar su deuda. Un informe investigativo de Nomura Securities revela que la tasa de interés de fondos prestados a dos vehículos de financiación del gobierno local representa nueve por ciento por la primera vez en al menos dos años en enero, lo que impacta el crecimiento económico en muchas provincias.

De igual forma es motivo de preocupación el hecho de que algunos créditos de corto plazo se han destinado a financiar proyectos de infraestructura que no generarán retorno por años.

Analistas creen que algunos gobiernos locales pudieran haber recurrido a la práctica insostenible de utilizar fondos recién contratados para satisfacer obligaciones de corto plazo.

En una señal de la resolución del gobierno para asumir el tema de la deuda, la dirigencia central ha determinado la reducción del riesgo de la deuda gubernamental como una de las seis prioridades económicas para este año.

En un comunicado emitido luego de la Conferencia Central de Trabajo Económico en diciembre, autoridades dijeron que desean un esquema de corto plazo para poner el problema de la deuda bajo control y una estructura de largo plazo para garantizar la sustentabilidad del crecimiento de la deuda.

Esto infunde esperanzas sobre la construcción de un mercado de bonos municipales en el país, donde los gobiernos locales puedan buscar financiamiento directo para sus proyectos.

Ma Jun, economista en jefe del Deutsche Bank, sugirió una emisión directa de bonos como una solución al problema y un sistema transparente con un enfoque basado en el mercado para evaluar los riesgos.

Otros economistas dicen que el enfoque de crecimiento del país a ultranza, que mantuvo el ritmo de crecimiento chino a una tasa del 10 por ciento en la década pasada, ha representado el endeudamiento de los gobiernos locales.

Funcionarios del gobierno tienen incentivos para prestar porque hasta ahora su gestión ha sido predominantemente evaluada con base en el crecimiento del PIB que generan.

"La evaluación basada en el PIB está en el corazón de los problemas de deuda de los gobiernos locales", dijo el funcionario fiscal de Jiangsu. "Una vez que el énfasis de los logros económicos se reduzca, bajará el nivel de deuda de los gobiernos locales", consideró.

Los llamados para cambiar los criterios de evaluación sobre el desempeño de los funcionarios han alentado a las autoridades a sumar más normas para el diagnóstico oficial.

Los niveles de deuda, la contaminación y la opinión pública están en una lista de indicadores para una valoración más amplia de la capacidad de gobernanza oficial en momentos cuando la economía china se encamina a una menor velocidad y se enfoca más en una expansión de calidad.

010020070760000000000000011100001331443191