Canciller chino se reúne con subsecretaria de Estado de EEUU e insta a una política racional hacia China
  Spanish.xinhuanet.com | 2021-07-27 05:13:09

(Xinhua/Li Ran)

TIANJIN, 26 jul (Xinhua) -- El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se reunió hoy con la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman, e instó a Estados Unidos a dejar de lado la arrogancia y los prejuicios y a volver a una política racional y pragmática hacia China.

Ante las graves dificultades y desafíos en las relaciones China-Estados Unidos, Wang dijo que se requiere una seria consideración de la parte estadounidense para que haga la elección correcta sobre si los lazos bilaterales se dirigirán a una confrontación o a un mejoramiento.

Wang dijo que la visita de Sherman es parte del contacto y diálogo mutuos y dijo que las dos partes deben ampliar el entendimiento mutuo, borrar los malentendidos, evitar errores de cálculo y manejar mejor las diferencias a través de diálogos constantes.

La nueva administración estadounidense ha continuado en general con la política extrema y errónea hacia China de su predecesora, ha desafiado de forma constante las cuestiones fundamentales de China y ha reforzado la contención y represión de China, dijo Wang, quien añadió que China se opone con firmeza a tales prácticas de Estados Unidos.

Wang destacó los intentos de Estados Unidos para impedir y obstaculizar el esfuerzo de modernización de China y dijo que "tales intentos están condenados a fracasar hasta ahora e incluso es más probable que lo hagan en el futuro".

El desarrollo de China, impulsado poderosamente desde adentro, es una tendencia de la evolución histórica, dijo Wang, quien añadió que el socialismo con peculiaridades chinas se ajusta totalmente a la realidad nacional de China.

"La gran revitalización de la nación china ha entrado en un proceso histórico irreversible que no puede ser frenado por ninguna fuerza o país", dijo.

Wang añadió que China se apega a la vía de desarrollo pacífico y sigue una estrategia abierta de cooperación ganar-ganar. China nunca ha seguido el camino trillado de las potencias de búsqueda de la hegemonía y está dispuesta a realizar el desarrollo y prosperidad comunes con todos los países, incluyendo a Estados Unidos, añadió Wang.

Wang también dijo que el desarrollo de China está dirigido a buscar la felicidad de todo el pueblo chino, y no a desafiar o a reemplazar a Estados Unidos. "No tenemos interés en apostar por ganancias o pérdidas de la parte estadounidense. El desarrollo de China no se basa en la premisa del declive de Estados Unidos".

Para evitar que las relaciones China-Estados Unidos se deterioren aún más o se salgan de control, Wang destacó tres exigencias básicas que China considera cuestiones fundamentales y defiende con firmeza.

Wang dijo que lo primero es que Estados Unidos no debe desafiar, calumniar o siquiera intentar subvertir el camino y el sistema del socialismo con peculiaridades chinas.

Elegidos por la historia y el pueblo chino, el camino y sistema de China son asuntos del bienestar del pueblo chino y del futuro de la nación china, así como intereses fundamentales que China debe defender con firmeza, dijo Wang.

Lo segundo, dijo Wang, es que Estados Unidos no debe intentar obstruir o interrumpir el proceso de desarrollo de China.

El pueblo chino tiene derecho a vivir una vida mejor y China tiene el derecho a lograr la modernización, dijo Wang, quien añadió que la modernización no es un derecho exclusivo de Estados Unidos.

China insta a Estados Unidos a eliminar todas las sanciones unilaterales, los altos aranceles, la jurisdicción de largo alcance y el bloque tecnológico que ha impuesto sobre China lo antes posible, dijo Wang.

Wang dijo que lo tercero es que Estados Unidos no debe vulnerar la soberanía estatal de China ni dañar la integridad territorial de China.

Wang dijo que los asuntos relacionados con Xinjiang, Tíbet y Hong Kong nunca han sido sobre "derechos humanos" o "democracia", sino sobre el combate a la "independencia de Xinjiang", a la "independencia del Tíbet" y a la "independencia de Hong Kong".

Ningún país permitiría que su soberanía nacional o su seguridad resulten comprometidos, añadió Wang.

En cuanto a la cuestión de Taiwan, Wang dijo que es incluso más importante y añadió que el hecho de que ambas partes del estrecho de Taiwan pertenezcan a una sola y la misma China y de que Taiwan es parte de China nunca ha cambiado ni cambiará nunca.

Si las fuerzas que buscan la "independencia de Taiwan" se atreven a provocar, China tiene el derecho a tomar cualquier medida necesaria para detenerlas, dijo Wang, quien exhortó a la parte estadounidense a cumplir su compromiso sobre la cuestión de Taiwan y a actuar con prudencia.

China es el mayor país en desarrollo y Estados Unidos es el mayor país desarrollado y ninguna parte puede reemplazar o derrotar a la otra, dijo Wang. "Tenemos una clara opinión sobre a dónde dirigir las relaciones China-Estados Unidos, la cual es encontrar una forma de que dos potencias con diferentes sistemas, culturas y etapas de desarrollo puedan coexistir de manera pacífica en este planeta a través del diálogo".

Incluso sería mejor si pudiera ser mutuamente benéfico, dijo Wang, quien añadió que esto es algo bueno tanto para China como para Estados Unidos y una gran ventaja para el mundo. "De otra manera sería una catástrofe".

"Se espera que la parte estadounidense tenga un entendimiento objetivo y correcto de China, abandone la arrogancia y los prejuicios, deje de actuar como predicador y regrese a una política racional y pragmática hacia China", dijo Wang.

Además de mencionar que la relación entre Estados Unidos y China es la relación bilateral más importante del mundo, Sherman dijo que Estados Unidos está dispuesto a seguir manteniendo contactos y diálogos abiertos y sinceros con China.

Estados Unidos también espera que los dos países puedan coexistir de forma pacífica. No tiene intención de restringir el desarrollo de China, ni desea contener a China, sino que quisiera ver el desarrollo de China, dijo Sherman.

Las dos partes pueden entablar una sana competencia, cooperar en cambio climático, control de drogas y asuntos candentes regionales e internacionales, reforzar la capacidad de gestión de crisis y evitar conflictos, dijo Sherman.

Sherman dijo que como dos potencias, Estados Unidos y China pueden comunicarse y discutir de forma responsable incluso si tienen diferencias, con la esperanza de que ambas partes realicen acciones conjuntas para mejorar las relaciones bilaterales.

Sherman reiteró que Estados Unidos se apega a la política de una sola China y no apoya la "independencia de Taiwan".

Las dos partes también intercambiaron opiniones sobre asuntos regionales e internacionales de interés común.

 
Para cualquier sugerencia o consulta puede ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente correo
electrónico: xinhuanet_spanish@news.cn
Volver Arriba

Canciller chino se reúne con subsecretaria de Estado de EEUU e insta a una política racional hacia China

Spanish.xinhuanet.com 2021-07-27 05:13:09

(Xinhua/Li Ran)

TIANJIN, 26 jul (Xinhua) -- El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se reunió hoy con la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman, e instó a Estados Unidos a dejar de lado la arrogancia y los prejuicios y a volver a una política racional y pragmática hacia China.

Ante las graves dificultades y desafíos en las relaciones China-Estados Unidos, Wang dijo que se requiere una seria consideración de la parte estadounidense para que haga la elección correcta sobre si los lazos bilaterales se dirigirán a una confrontación o a un mejoramiento.

Wang dijo que la visita de Sherman es parte del contacto y diálogo mutuos y dijo que las dos partes deben ampliar el entendimiento mutuo, borrar los malentendidos, evitar errores de cálculo y manejar mejor las diferencias a través de diálogos constantes.

La nueva administración estadounidense ha continuado en general con la política extrema y errónea hacia China de su predecesora, ha desafiado de forma constante las cuestiones fundamentales de China y ha reforzado la contención y represión de China, dijo Wang, quien añadió que China se opone con firmeza a tales prácticas de Estados Unidos.

Wang destacó los intentos de Estados Unidos para impedir y obstaculizar el esfuerzo de modernización de China y dijo que "tales intentos están condenados a fracasar hasta ahora e incluso es más probable que lo hagan en el futuro".

El desarrollo de China, impulsado poderosamente desde adentro, es una tendencia de la evolución histórica, dijo Wang, quien añadió que el socialismo con peculiaridades chinas se ajusta totalmente a la realidad nacional de China.

"La gran revitalización de la nación china ha entrado en un proceso histórico irreversible que no puede ser frenado por ninguna fuerza o país", dijo.

Wang añadió que China se apega a la vía de desarrollo pacífico y sigue una estrategia abierta de cooperación ganar-ganar. China nunca ha seguido el camino trillado de las potencias de búsqueda de la hegemonía y está dispuesta a realizar el desarrollo y prosperidad comunes con todos los países, incluyendo a Estados Unidos, añadió Wang.

Wang también dijo que el desarrollo de China está dirigido a buscar la felicidad de todo el pueblo chino, y no a desafiar o a reemplazar a Estados Unidos. "No tenemos interés en apostar por ganancias o pérdidas de la parte estadounidense. El desarrollo de China no se basa en la premisa del declive de Estados Unidos".

Para evitar que las relaciones China-Estados Unidos se deterioren aún más o se salgan de control, Wang destacó tres exigencias básicas que China considera cuestiones fundamentales y defiende con firmeza.

Wang dijo que lo primero es que Estados Unidos no debe desafiar, calumniar o siquiera intentar subvertir el camino y el sistema del socialismo con peculiaridades chinas.

Elegidos por la historia y el pueblo chino, el camino y sistema de China son asuntos del bienestar del pueblo chino y del futuro de la nación china, así como intereses fundamentales que China debe defender con firmeza, dijo Wang.

Lo segundo, dijo Wang, es que Estados Unidos no debe intentar obstruir o interrumpir el proceso de desarrollo de China.

El pueblo chino tiene derecho a vivir una vida mejor y China tiene el derecho a lograr la modernización, dijo Wang, quien añadió que la modernización no es un derecho exclusivo de Estados Unidos.

China insta a Estados Unidos a eliminar todas las sanciones unilaterales, los altos aranceles, la jurisdicción de largo alcance y el bloque tecnológico que ha impuesto sobre China lo antes posible, dijo Wang.

Wang dijo que lo tercero es que Estados Unidos no debe vulnerar la soberanía estatal de China ni dañar la integridad territorial de China.

Wang dijo que los asuntos relacionados con Xinjiang, Tíbet y Hong Kong nunca han sido sobre "derechos humanos" o "democracia", sino sobre el combate a la "independencia de Xinjiang", a la "independencia del Tíbet" y a la "independencia de Hong Kong".

Ningún país permitiría que su soberanía nacional o su seguridad resulten comprometidos, añadió Wang.

En cuanto a la cuestión de Taiwan, Wang dijo que es incluso más importante y añadió que el hecho de que ambas partes del estrecho de Taiwan pertenezcan a una sola y la misma China y de que Taiwan es parte de China nunca ha cambiado ni cambiará nunca.

Si las fuerzas que buscan la "independencia de Taiwan" se atreven a provocar, China tiene el derecho a tomar cualquier medida necesaria para detenerlas, dijo Wang, quien exhortó a la parte estadounidense a cumplir su compromiso sobre la cuestión de Taiwan y a actuar con prudencia.

China es el mayor país en desarrollo y Estados Unidos es el mayor país desarrollado y ninguna parte puede reemplazar o derrotar a la otra, dijo Wang. "Tenemos una clara opinión sobre a dónde dirigir las relaciones China-Estados Unidos, la cual es encontrar una forma de que dos potencias con diferentes sistemas, culturas y etapas de desarrollo puedan coexistir de manera pacífica en este planeta a través del diálogo".

Incluso sería mejor si pudiera ser mutuamente benéfico, dijo Wang, quien añadió que esto es algo bueno tanto para China como para Estados Unidos y una gran ventaja para el mundo. "De otra manera sería una catástrofe".

"Se espera que la parte estadounidense tenga un entendimiento objetivo y correcto de China, abandone la arrogancia y los prejuicios, deje de actuar como predicador y regrese a una política racional y pragmática hacia China", dijo Wang.

Además de mencionar que la relación entre Estados Unidos y China es la relación bilateral más importante del mundo, Sherman dijo que Estados Unidos está dispuesto a seguir manteniendo contactos y diálogos abiertos y sinceros con China.

Estados Unidos también espera que los dos países puedan coexistir de forma pacífica. No tiene intención de restringir el desarrollo de China, ni desea contener a China, sino que quisiera ver el desarrollo de China, dijo Sherman.

Las dos partes pueden entablar una sana competencia, cooperar en cambio climático, control de drogas y asuntos candentes regionales e internacionales, reforzar la capacidad de gestión de crisis y evitar conflictos, dijo Sherman.

Sherman dijo que como dos potencias, Estados Unidos y China pueden comunicarse y discutir de forma responsable incluso si tienen diferencias, con la esperanza de que ambas partes realicen acciones conjuntas para mejorar las relaciones bilaterales.

Sherman reiteró que Estados Unidos se apega a la política de una sola China y no apoya la "independencia de Taiwan".

Las dos partes también intercambiaron opiniones sobre asuntos regionales e internacionales de interés común.

010020070760000000000000011100001310087997