ANALISIS: Cubanos satisfechos con gestión de Díaz-Canel en primer año de gobierno

Spanish.xinhuanet.com   2019-04-20 03:31:48

Por Noemí Galbán

LA HABANA, 19 abr (Xinhua) -- Sólo 12 meses han transcurrido desde que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, asumió el cargo y abrió un promisorio capítulo en la historia contemporánea de Cuba.

Del 19 de abril de 2018 a la fecha han sucedido acontecimientos que han puesto a prueba el liderazgo del actual mandatario, desde el trágico accidente de un avión comercial hasta el paso de un devastador tornado por la capital y la celebración de un referendo popular para aprobar una nueva Constitución.

Todo ello en un contexto internacional adverso y recrudecido por la hostilidad del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, contra la mayor de la Antillas.

El próximo 2 de mayo se activará el Título III de la Ley Helms-Burton, una estocada a las ya de por sí deterioradas relaciones bilaterales y una traba considerable a los esfuerzos de Cuba por diversificar su economía y elevar sus índices de crecimiento a partir de inversiones de socios extranjeros.

El Título III otorga a los estadounidenses la posibilidad de presentar demandas en cortes federales contra quienes "trafiquen" con "propiedades confiscadas" en la isla tras el triunfo de la Revolución, en 1959.

Pese al actual escenario, la mayoría del pueblo cubano reconoce en Díaz-Canel a un dirigente con una formación política sólida, seguidor de los postulados del fallecido líder Fidel Castro, inteligente, honesto, crítico, antiburocrático, eficiente y dedicado, que ha logrado articular un equipo de gobierno capaz.

"Es un presidente activo, joven, me parece que su trabajo es excepcional, tiene herramientas y ganas de enfrentar las dificultades. Se ha visto en todos los ámbitos, va a los lugares junto a sus ministros, preocupado, un presidente de pueblo, analista y realista", dijo a Xinhua Sergio Hernández.

El joven trabajador residente en La Habana destacó que a través de las intervenciones y declaraciones públicas de Díaz-Canel, los habitantes del país constatan en su discurso veracidad, claridad, dureza en algunos casos y un alto grado de sensibilidad humana.

Rasgos que han caracterizado a los líderes de la Revolución cubana y le han consolidado al actual mandatario, no sólo una alta estima popular sino un elevado respaldo político.

"Creo que ha sido un buen año para el gobierno, obviamente hay dificultades que tenemos que ir erradicando a medida que pase el tiempo, pero si nos unimos todos podemos llegar a un mejor futuro", dijo convencida la joven estudiante de bachillerato Rachel Sosa.

Ese mensaje de unidad para asumir los retos y las responsabilidades compartidas en aras de afanarse todos, Partido Comunista de Cuba (PCC), Estado, instituciones, empresas, trabajadores privados y pueblo en general, por construir un país más próspero, es una de las líneas más defendidas por Díaz-Canel.

Una idea que los cubanos valoran con creces por el sentido participativo y protagónico que entraña.

"Hago votos porque las cosas sigan el buen camino, ya que el presidente tiene un mecanismo que me gusta mucho donde se ven las verdades de lo que pasa en el país en la televisión, él y los ministros van y tocan los problemas", elogió Arlet Toro.

El trabajador privado residente en la capital, como muchos otros cubanos, celebró el estilo de gobierno de Díaz-Canel, más cercano al pueblo no sólo a través del contacto directo en sus constantes recorridos por los territorios, sino incluso en las redes sociales.

Una estrategia acertada, según Saily Moreno, una estudiante universitaria que cursa el tercer año de la carrera de Comunicación Social.

"Es un presidente con nuevas expectativas de vista al futuro y creo que podemos seguir avanzando con él. Es una persona con deseo de cambio en la sociedad, por eso me parece bueno que haya abierto una cuenta en Twitter donde todos podemos tener cierta comunicación directa con él", apuntó.

No obstante las opiniones positivas que abundan en las calles de Cuba justamente hoy, a un año de iniciar Díaz-Canel su gestión, muchos han percibido que el potencial del mandatario es mayor y por ende demandan resultados más perceptibles para la ciudadanía, principalmente en la esfera económica.

"Realmente espero un poco más de Díaz-Canel, hasta ahora quizás por la situación mundial o la guerra de Estados Unidos no ha podido hacer todo lo que desea. Defendemos nuestro modelo económico y sistema, pero hay adecuaciones que se deben hacer, es una necesidad imperiosa", expresó Luis Aguirre.

El trabajador estatal habanero reconoció la entrega del presidente y confesó que encuentra en sus planteamientos relativos a la obligación de reordenar internamente algunos sectores, promover el ahorro y la eficiencia, eliminar el burocratismo y las trabas estériles para catapultar la producción nacional y las exportaciones, las soluciones que precisa el país.

Sin embargo, coincidió Yariel Lugo, otro habanero, urge acelerar el ritmo de concreción de esas ideas.

"Creo que el principal reto de Díaz-Canel es enderezar la economía, tener más solvencia y disminuir los problemas económicos, pienso que eso es lo fundamental porque tiene aceptación en el pueblo, se ve que está trabajando y que la gente lo apoya y lo respeta", afirmó Lugo.

El presidente cubano, quien cumple este sábado 59 años de edad, ha demostrado en estos últimos 12 meses que no sólo es un digno continuador de la herencia política legada por Fidel y Raúl Castro, sino un dirigente que consolida su liderazgo a base del trabajo diario.

Las dificultades no han sido la excepción este año, desde hace más de seis décadas son una constante para una isla que pugna por decidir soberanamente su destino, tal y como reafirmaron en febrero pasado más de 6,8 millones de cubanos al aprobar con su voto la nueva Constitución.

Esa es la respuesta de la mayoría del pueblo que sigue apostando por el socialismo como modelo socio-económico a perfeccionar y por Díaz-Canel como el guía en quien confían y a quien exigen para hacer de Cuba una nación más próspera.

Para cualquier sugerencia o consulta puede ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente correo
electrónico:spanish@xinhuanet.com
  
FOTOS  >>
VIDEO  >>
  TEMAS ESPECIALES  >>
VISITA DE XI
Sesiones Anuales 2019
Xinhuanet

ANALISIS: Cubanos satisfechos con gestión de Díaz-Canel en primer año de gobierno

Spanish.xinhuanet.com 2019-04-20 03:31:48

Por Noemí Galbán

LA HABANA, 19 abr (Xinhua) -- Sólo 12 meses han transcurrido desde que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, asumió el cargo y abrió un promisorio capítulo en la historia contemporánea de Cuba.

Del 19 de abril de 2018 a la fecha han sucedido acontecimientos que han puesto a prueba el liderazgo del actual mandatario, desde el trágico accidente de un avión comercial hasta el paso de un devastador tornado por la capital y la celebración de un referendo popular para aprobar una nueva Constitución.

Todo ello en un contexto internacional adverso y recrudecido por la hostilidad del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, contra la mayor de la Antillas.

El próximo 2 de mayo se activará el Título III de la Ley Helms-Burton, una estocada a las ya de por sí deterioradas relaciones bilaterales y una traba considerable a los esfuerzos de Cuba por diversificar su economía y elevar sus índices de crecimiento a partir de inversiones de socios extranjeros.

El Título III otorga a los estadounidenses la posibilidad de presentar demandas en cortes federales contra quienes "trafiquen" con "propiedades confiscadas" en la isla tras el triunfo de la Revolución, en 1959.

Pese al actual escenario, la mayoría del pueblo cubano reconoce en Díaz-Canel a un dirigente con una formación política sólida, seguidor de los postulados del fallecido líder Fidel Castro, inteligente, honesto, crítico, antiburocrático, eficiente y dedicado, que ha logrado articular un equipo de gobierno capaz.

"Es un presidente activo, joven, me parece que su trabajo es excepcional, tiene herramientas y ganas de enfrentar las dificultades. Se ha visto en todos los ámbitos, va a los lugares junto a sus ministros, preocupado, un presidente de pueblo, analista y realista", dijo a Xinhua Sergio Hernández.

El joven trabajador residente en La Habana destacó que a través de las intervenciones y declaraciones públicas de Díaz-Canel, los habitantes del país constatan en su discurso veracidad, claridad, dureza en algunos casos y un alto grado de sensibilidad humana.

Rasgos que han caracterizado a los líderes de la Revolución cubana y le han consolidado al actual mandatario, no sólo una alta estima popular sino un elevado respaldo político.

"Creo que ha sido un buen año para el gobierno, obviamente hay dificultades que tenemos que ir erradicando a medida que pase el tiempo, pero si nos unimos todos podemos llegar a un mejor futuro", dijo convencida la joven estudiante de bachillerato Rachel Sosa.

Ese mensaje de unidad para asumir los retos y las responsabilidades compartidas en aras de afanarse todos, Partido Comunista de Cuba (PCC), Estado, instituciones, empresas, trabajadores privados y pueblo en general, por construir un país más próspero, es una de las líneas más defendidas por Díaz-Canel.

Una idea que los cubanos valoran con creces por el sentido participativo y protagónico que entraña.

"Hago votos porque las cosas sigan el buen camino, ya que el presidente tiene un mecanismo que me gusta mucho donde se ven las verdades de lo que pasa en el país en la televisión, él y los ministros van y tocan los problemas", elogió Arlet Toro.

El trabajador privado residente en la capital, como muchos otros cubanos, celebró el estilo de gobierno de Díaz-Canel, más cercano al pueblo no sólo a través del contacto directo en sus constantes recorridos por los territorios, sino incluso en las redes sociales.

Una estrategia acertada, según Saily Moreno, una estudiante universitaria que cursa el tercer año de la carrera de Comunicación Social.

"Es un presidente con nuevas expectativas de vista al futuro y creo que podemos seguir avanzando con él. Es una persona con deseo de cambio en la sociedad, por eso me parece bueno que haya abierto una cuenta en Twitter donde todos podemos tener cierta comunicación directa con él", apuntó.

No obstante las opiniones positivas que abundan en las calles de Cuba justamente hoy, a un año de iniciar Díaz-Canel su gestión, muchos han percibido que el potencial del mandatario es mayor y por ende demandan resultados más perceptibles para la ciudadanía, principalmente en la esfera económica.

"Realmente espero un poco más de Díaz-Canel, hasta ahora quizás por la situación mundial o la guerra de Estados Unidos no ha podido hacer todo lo que desea. Defendemos nuestro modelo económico y sistema, pero hay adecuaciones que se deben hacer, es una necesidad imperiosa", expresó Luis Aguirre.

El trabajador estatal habanero reconoció la entrega del presidente y confesó que encuentra en sus planteamientos relativos a la obligación de reordenar internamente algunos sectores, promover el ahorro y la eficiencia, eliminar el burocratismo y las trabas estériles para catapultar la producción nacional y las exportaciones, las soluciones que precisa el país.

Sin embargo, coincidió Yariel Lugo, otro habanero, urge acelerar el ritmo de concreción de esas ideas.

"Creo que el principal reto de Díaz-Canel es enderezar la economía, tener más solvencia y disminuir los problemas económicos, pienso que eso es lo fundamental porque tiene aceptación en el pueblo, se ve que está trabajando y que la gente lo apoya y lo respeta", afirmó Lugo.

El presidente cubano, quien cumple este sábado 59 años de edad, ha demostrado en estos últimos 12 meses que no sólo es un digno continuador de la herencia política legada por Fidel y Raúl Castro, sino un dirigente que consolida su liderazgo a base del trabajo diario.

Las dificultades no han sido la excepción este año, desde hace más de seis décadas son una constante para una isla que pugna por decidir soberanamente su destino, tal y como reafirmaron en febrero pasado más de 6,8 millones de cubanos al aprobar con su voto la nueva Constitución.

Esa es la respuesta de la mayoría del pueblo que sigue apostando por el socialismo como modelo socio-económico a perfeccionar y por Díaz-Canel como el guía en quien confían y a quien exigen para hacer de Cuba una nación más próspera.

010020070760000000000000011100001379918011